¡Bienvenido a El Programadero y a la primerísima entrada de este blog!

Hace mucho tiempo que quería iniciar un blog en el que plasmar mis experiencias añejas, las actuales y las expectativas que tengo del futuro, pero por una u otra razón (y por “razón” me refiero a la indecisión y a la absoluta procrastinación) no había sido posible.

En fin, ya estoy aquí, saludándote y dándote la bienvenida a este nuevo blog, un blog más entre muchos otros, aunque este es mío y eso lo hace muy distinto de cualquier otro, al menos para mi.

La verdad es que no tengo muy claro aún la línea que seguiré, planeo descubrirlo conforme creo contenido, experimento la interacción y descubro mi propia vena bloguera, aunque eso sí, todo acotado dentro del mundo de la programación, la industria IT y mis experiencias cotidianas en esta vida de programador.

Es probable que durante el recorrido encuentres tips de programación, tutoriales (poco probable pero no lo descarto), críticas, análisis, comentarios, recomendaciones y otras cosas similares, todo desde mi perspectiva personal y con un toque de realidad.

Al final, espero que lo que encuentres aquí, si eres un programador novato, te sirva en el largo camino que decidiste tomar, porque yo también estuve ahí y me he servido de muchos otros programadores que, voluntaria o involuntariamente, aportaron a mi acervo de conocimientos de programación y vida. También, si eres un programador experto (y en eso te voy a envidiar mucho), una perspectiva distinta puede ayudarte a descubrir una nueva idea o a pasar un buen rato.

Como sea, este es un camino que emprendo con muy pocas expectativas en general, tan solo busco crear un medio para expresarme, recoger mis experiencias e ideas (nunca se sabe cuando te puede servir en el futuro recordar algo) y, si fuera posible, ayudar todo lo que pueda a mejorar la experiencia de otros.

¿Por qué el programadero? De entrada, sé que no existe la palabra, pero tampoco me la saqué de la manga. ¿Alguna vez te llamaron la atención tus papás (o si tienes hijos lo hiciste tu) por el tiradero que tenías en tu cuarto? Bueno, es algo parecido, probablemente en este blog no encontrarás mucho orden, o una estructura de ideas muy definida, por eso es un programadero, un lugar donde hay muchas cosas revueltas relacionadas con el mundo de la creación de software.

Y ya sin tirar más palabras y rollo, te doy nuevamente la bienvenida a mi nuevo y flamante blog: El Programadero, un blog con un tiradero de código y palabras.

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *